Los programas educativos de China hasta 2020, están incluyendo una campaña para mejorar las formas de convivencia en la sociedad, con el objetivo de mejorar los principios morales de sus ciudadanos, su comportamiento social y también la imagen de China en el extranjero.

La guía Directrices para el aprendizaje de modales civilizados por los escolares de primaria y secundaria, está destinada a que los estudiantes comprendan con sencillez que los buenos modales son principios esenciales para el ser humano moderno y requisitos básicos para la formación de un perfecto ciudadano.

Los detalles se establecen según la edad escolar y su nivel cognitivo, indica el texto oficial. Las pautas establecen elementos esenciales para una conversación simple, formas, vestimenta, etiqueta personal, pero también para relacionarse dentro de la familia, la escuela, lugares públicos y otras áreas de la vida social.

Es un intento de corregir los efectos de la Revolución Cultural (1966-1976) que eliminó estas prácticas sociales por considerarlas burguesas y reaccionarias.

Las autoridades subrayaron que la guía también pretende educar a los alumnos sobre la riqueza de la civilización china, la importancia que tuvo la cortesía y la etiqueta en su historia y a fortalecer el concepto confucionista de armonía que promueve el Gobierno.