Lo más recomendable y necesario para que un hombre siempre luzca elegante es, en primer lugar, el cuidado en el aseo personal. Un hombre que no tenga presente esto, a pesar de que pueda llevar un magnífico vestuario, su imagen quedará bastante maltrecha.

Muchos hombres piensan que vistiendo grandes firmas compran con ellas la elegancia. No hay nada más vacío que eso.

Primero se es elegante por dentro y después el reflejo se palpa hacia el exterior. Un equilibrio correcto entre lo que uno siente por dentro y lo que transmite fuera, es la clave perfecta para dejar ver la elegancia y el caballero que llevas dentro .

Aunque muchos piensan que los hombres se preocupan menos que las mujeres a la hora de vestirse y cuidarse, lo cierto es que desde hace unos años, ellos también se interesan en vestir bien y sentirse a gusto con su imagen.

Llevar un buen corte de cabello, prolijamente lavado y peinado, cuidar tu rostro y que vaya bien afeitado, con las manos cuidadas, uñas limpias y bien cortadas, y los zapatos bien lustrados, es tan importante como la ropa que eliges.