H. Slimane/Dior

Las innovaciones en corte y forma que han ido renovando el traje de caballero, tiene también sus efectos directos en  la sastrería clásica, mas en concreto en la tendencia de los pedidos que recibimos de personas jovenes.

El Ajuste a la silueta masculina, marca la tendencia a eso que  hoy se conoce como  «traje moderno», «traje de un botón»  y mas técnicamente denominado «Slim Fit», desde que comienza el «rescate»  de la americana de traje de un  solo botón en el delantero. Este detalle concreto ha propiciado determinados ajustes y modificaciones de los patrones clásicos, en general. El auge de la sastrería Napolitana, no es mas que el síntoma de esos cambios, que esta tendencia mueve en la moda masculina de este comienzo de década.

H. Slimane/Dior




La idea nació en una sastrería de Nueva York en los años sesenta, inspirados en el corte del esmoquin tradicional.

El traje de un sólo botón es generalmente mas ajustado en el talle  y de escote más pronunciado dejando ver más la camisa y la cobarta.  Cuando se lleva totalmente cerrado, al marcar ligeramente la cintura, produce un efecto de estrechez, propiciando arrugas en la zona del botón. El pantalón sigue la misma línea y patrón de la americana haciéndose aún mas pitillo y de caja mas baja.

Hedi Slimane

Haciendo un poco de historia, Hedi Slimane fue quién logró dar un giro importante a la manera de vestir de los hombres, en la última década desde su primera colección para Dior Homme, incorporando algo de la imagen de los ídolos del rock de los sesenta, a las pasarelas.

Las influencias derivadas se ven en los trajes de impecables cortes y proporciones precursoras de la deconstrucción, de Raf Simons. En la gran combinación de tejidos, con accesorios vistosos, y la imagen vanguardista y fresca  de Tom Ford, mostrando que un traje no tiene por qué ser aburrido. Aunque a titulo personal, algunas veces excesivamente  «divertido».

En esta ultima innovación que hemos estado viviendo sobre el traje de un botón,   los tejidos empleados se han centrado en acabados metalizados con fibras de lúrex y mezclas de tejidos sintéticos sobre materias  naturales.

Los cambios de tonalidades en la forreria y nuevas formas de coser  los bolsillos exteriores e interiores, han creado en estos ultimos años, un aumento considerable en la demanda de esta  prenda, sobre todo entre público muy joven o personas que solo utilizan traje para ocasiones festivas. Es frecuente ver a los chicos de entre 18 y 21 años, asistir a sus graduaciones con trajes Slim Fit.

¿Te gusta este tipo de traje?