La mayor fuente de riqueza que un blog puede experimentar,  son los comentarios de sus propios lectores. Entre ellos se produce una química y  complicidad difícil de describir. El autor cada dia pone mas empeño personal, en crear contenidos de mas calidad, tener mayores fuentes de documentación y experiencias, mientras que en el lector o seguidor de un blog, se produce un ardiente deseo de ver mas publicaciones, mas informaciones y novedades.

Todos los que de alguna forma administramos un blog a diario, conocemos la responsabilidad de nuestras publicaciones y ponemos un gran esfuerzo, no solo en la labor de documentación, ponemos pasión, entrega y algunos hasta tenemos que invertir tiempo robado a nuestra familia, para que esa química, siga creciendo.

Responder y moderar comentarios, tampoco es tarea fácil. Es un acto,  en el que tienes que ponerte en los zapatos de tu lector, para saber interpretar lo mas correctamente posible, su duda, su consulta, su preocupación y detectar cuando es constructivo el comentario y cuando el interes en la consulta, pasa mas por querer ganar notoriedad, que por si solo es incapaz de conseguir, que por aportar un  valor real al post.

Mi opinión en este punto es bien clara, si un blog no te gusta, no lo leas, no lo sigas, ignóralo. Un blog esta abierto al debate, al intercambio de opiniones y al enriquecimiento mutuo, pero un blog no está para volcar porquería, falta de respeto y educación.

El colmo en la falta de respeto, es utilizar el nombre de otra persona, para dejar comentarios ofensivos, despreciando públicamente el trabajo de los demás. Mi estimad@ amigo, sinceramente esto ya no tiene precio, de hay mi indignación.  De la falta de respeto, pasamos a caer muy bajo e incluso a perder la honestidad con uno mismo y lo peor de todo,  como ser humano.

El pasado 22 de Julio de 2012, alguien utilizó mi nombre para publicar un comentario ofensivo hacia El Aristócrata , blog que se ha convertido casi en la “Wiki”, del estilismo clásico a nivel mundial , en castellano. Blog que nuestra empresa admira y consulta, por el trabajo tan impresionante de documentación  que su administrador Jose Maria Lopez-Galiacho, ha realizado durante años, con el increíble esfuerzo, tesón y constancia que ello supone.

Lamentablemente han pasado algunos meses, desde la publicación de ese falso comentario, hasta que una alerta nos informó del hecho. He enviado un correo a su administrador informando de este percance, solicitando las disculpas oportunas y mostrando mi admiración hacia su trabajo.

Nunca hemos publicado, ni publicaremos comentarios ofensivos, negativos y falsos en ningún blog. Si un blog no nos gusta simplemente se le ignora, no se pierde la dignidad publicando insultos.

En internet,  como en cualquier otro lugar de nuestro mundo, la educación, el respeto hacia los demás y la libertad de opinión, tiene que primar por encima de todo lo demás, si se es un hombre, se es con todas sus consecuencias.

Es un acto demasiado cobarde, para dedicar mas tiempo y mas atención.