Jean René Lacoste ,ganador de 7 torneos del Grand Slam, formó parte junto a los tenistas Borotra, Cochet y Brugnon de «Los Mosqueteros», representantes de una época dorada del tenis francés.

Apodado como Le Crocodrile,  (apodo adquirido tras una apuesta realizada, cuyo premio fue una cartera hecha de piel de cocodrilo.) Lacoste es especialmente conocido por la firma de moda que lleva su apellido y por ser el creador del polo de piqué.

En 1933 René Lacoste y André Gillier,  este último fundador y propietario de una de las mercerías más importantes de la ciudad francesa de Troyes, se unen para fabricar una camiseta con cuello de piqué blanco diseñada por el tenista que fue bautizado como «L.12.12». Como bien sabes todos los polos llevaban bordado en el pecho un cocodrilo, este característico emblema de la marca, fue muy criticado por sus allegados,  ya que no lo consideraban de buen gusto en aquel entonces.

Para Lacoste, el logo del cocodrilo en cada una de esas prendas iba a ser una manifestación de calidad, elegancia y autenticidad.

No sólo había creado el polo como tal sino que asimismo introdujo el logotipo como signo distintivo de su marca.

El polo,  pronto dejó de ser una prenda exclusiva para la práctica de actividades deportivas,  pasó a  convertirse en un elemento cotidiano del vestuario tanto masculino como femenino, hoy es un clásico que ha sobrevivido a todos los avatares  de las  modas.

Aquí tienes algunos de los  consejos para usar un polo, según Lacoste:

– El polo  genuino debe ser de dos botones, ni uno ni tres. Así ha sido siempre y así ha de ser, desde su creación.

– Los dos botones del polo se han de llevar siempre desabrochados. Aveces podemos ver abrochado el primer botón, pero en personas de cierta edad.

– La manga del polo siempre debe ir más arriba del codo.

– El polo se puede llevar más o menos entallado, nunca demasiado amplio. Debemos prestar especial atención al tallaje de cada marca

¿Que te parecen estos consejos, argumentados por Lacoste?