Distrito histórico Viena

Distrito histórico Viena

Las calles más tradicionales y  centros comerciales, junto a sus ofertas atrayentes, adornos  y árboles de navidad, se visten de  llamativas decoraciones luminosas, para recibir las fiestas navideñas.

Esta costumbre tan popular volvió a ser criticada por Ecologistas en Acción, quienes consideran que la iluminación en ayuntamientos de España es “un acto de derroche insostenible con el único objetivo claro de fomentar el consumo”.

Ya en 2007, el IDEA calculaba que el alumbrado, con 30 millones de kilovatios-hora, equivalía al gasto de 50.000 hogares durante un año y generaba una emisión de 10.000 toneladas de CO2.

Ecologistas en Acción señala, que aunque algunos ayuntamientos han resuelto ahorrar energía con una limitación horaria y utilizando bombillas de bajo consumo, estas medidas no son suficientes.

“Ayuntamientos han decidido ahorrar algo de energía respecto del año pasado, mediante una mínima limitación horaria y la sustitución de bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo e iluminación LED, estas medidas no son suficientes”, expresa el grupo de ecologistas españoles.

La crítica se debe a que en la mayoría de los ayuntamientos se extiende la iluminación navideña desde el 1 de diciembre hasta el 6 de enero. Si tomamos la iluminación del Ayuntamiento de Madrid,  que ha encendido 4 millones de luces, desde el 25 de noviembre.

La cuestión final, ¿Piensas que es razonable, el derroche eléctrico para fomentar el consumo, crear economía y puestos de trabajo? , con la situación económica que estamos viviendo, ¿ Tendríamos que estimular, estas medidas y otras similares?