José Maria López-Galiacho entre otras muchas cosas, es el  autor del Manual Del Perfecto Caballero , como del prestigioso blog  El Aristócrata.

Hombre curtido en esto de los retos sobre la elegancia masculina,  otra vez ha desatado la polémica a través de sus comentarios en la entrevista que le realizaron en la revista GQ sobre la falta de elegancia entre los caballeros españoles.

Desde Elegancia 2.0 , compartimos su lucha y su prédica por educar y despertar el interés de los hombres, por el estilo en el vestir, el comportamiento diario y salir de una vez, de esa timidez, tanto en las actividades sociales, como en la intimidad de nuestras casas. La importancia de nuestra imagen tanto en las relaciones personales, como profesionales, la creación de estilos que afirmen nuestra marca personal.

Como expresa López-Galiacho: «Mientras nuestros políticos de primerísima línea se presenten ante el mundo vistiendo mocasines, con trajes dos tallas grandes o nuestros deportistas y actores más destacados lo hagan con prendas donde solo se valora la marca, no la calidad y la hechura de la prenda la cosa está más que complicada.»

Esto ya de nuestra cosecha personal, haciendo alarde de marcas, que ni tan siquiera son nacionales. No participamos en el  diseño, ni en la  fabricación  y por descontado no aportan beneficio económico directo a nuestra economía, ni en concepto Made Spain. Se sigue valorando más, lo que se hace fuera, que el orgullo de valorar el talento que tenemos dentro.

La industria de la moda en España, pudiendo ser un peso pesado para el empleo y el PIB, sigue sin estar a la altura de países como Francia o Italia, donde  políticos, famosos y los propios habitantes, sienten un orgullo impresionante , por su propia industria.

«Un sencillo ejemplo. En Nápoles, debido a su tradición artesanal, son muchos los señores que no tienen ni un solo traje,  ni camisa de confección. Además en dichos trajes y camisas,  ni siquiera permiten que su sastre o camisero les ponga una etiqueta interior donde se diga la tela utilizada. Los protagonistas son ellos y no las marcas o  logos que tan tristemente se apoderan de la ropa de los caballeros españoles.»

¿Que opinión personal, te ha generado esta controversia?