Bien por  puro consumismo o por tendencia, las  costumbres tienden a alejarse de los rígidos rótulos que en otros momentos marcaron la andadura de las sociedades,  se ha llegado a un punto en las publicidades y pasarelas  de la moda donde la diferencia entre ambos sexos es prácticamente imperceptible.

El término andrógino viene del griego y es producto de la combinación de las raíces andro (masculino) y gyn (femenino). En la obra El banquete de Platón, Aristófanes refiere la existencia de una clase específica de seres humanos denominada andrógina, con forma redondeada, cuatro brazos, cuatro piernas, una cabeza con dos fisonomías, y que incluía al sexo femenino y masculino. Luego de que Zeus optara por dividirlo en dos, cada mitad procura encontrar su otra mitad en su sexo opuesto, cuestión muy variada en la actualidad.

Bimba Bosé

Muchos diseñadores ya  adoptaron este modelo para difundir sus campañas en las que seducen por igual a hombres y mujeres,  conquistan desde la ambigüedad, se ven miradas femeninas envueltas en rasgos masculinos, y voces masculinas proyectadas en la sensibilidad femenina.

Eleonora Salvatore Dominguín, más conocida como Bimba Bosé, la famosa modelo española cultiva una imagen compuesta por un cuerpo sin curvas, cejas depiladas a cero, boca pequeña, cara delgada y puede convertirse en la más seductora de las mujeres, o en el hombre más recio. Su aspecto andrógino la llevó a ser requerida por los diseñadores más importantes del mundo de la moda y revistas como Vogue, I-D y Dazed & Confused.

¿Que opinas de esta tendencia? ¿ en breve no existirá ningún hombre completamente masculino o ninguna mujer completamente femenina?