La semana de la moda para hombres en la ciudad luz ha sido el foco de la elegancia y el glamour mundial. La temporada de calor siempre se presta para dejar un poco de lado la formalidad, aunque nos cuesta entender la dirección del esfuerzo de los diseñadores por diversificar el armario masculino.

Hay algunos modistos que nos quieren llevar hacia una estética ¿Más universal?, ¿Más étnica, o más andrógina?

Yohji Yamamoto apuesta por el ensanchamiento de la silueta y la colección del japonés ha superpuesto pantalones sesgados y culottes que finalizan sobre una pierna más recta, abultando la parte superior.

Issey Miyake propone el uso de pantalones con caída arriba del tobillo asemejando los faldones samurái; la amplitud y volatilidad que genera el lino se acentúa con el uso de otras telas de fabricación natural con estampados, permitiendo la fluidez típica de una pijama de algodón. En cuanto a las mangas, su propuesta es por arriba del codo.

Issey Miyake

Rick Owens propone una vestimenta en capas con blazer, top y pantalón, y en ocasiones, sustituyendo el pantalón por falda, con túnicas que evocan las que llevan en los monasterios.

Rick Owens

Givenchy nos quiere vestir con estampados con ilustraciones tropicales, de aves o flores exóticas, con faldas tableadas, gorras, chaquetas y combinando los tonos verdosos, caqui, menta y pardo, con blancos.

Givenchy

¿Te atreverías a tenerlas en tu guardarropas?

Si estás interesado en ampliar esta información, puedes ver la cobertura completa en la revista GQ