Las aberturas traseras de las chaquetas nos permiten movernos sin perjudicar la elegancia de nuestro aspecto y nos facilitan el acceso a los bolsillos de los pantalones.

Son cortes al estilo de un faldón, en la parte inferior de la espalda de la americana.

Encontramos 3 estilos de chaquetas: sin aberturas, con abertura central y con abertura doble.

  • Las chaquetas sin aberturas son muy elegantes, pero se arrugan más al sentarse y complican nuestros movimientos.
  • Las que tienen una sola abertura central son las más populares y que mejor sientan a hombres delgados, mientras que los más rellenitos, pueden correr el riesgo de exponer sus traseros a través de ellas. 
  • Las chaquetas de doble abertura, una a cada costado, y generalmente detrás de los bolsillos del pantalón. Brindan libertad absoluta de movimientos, un cómodo alcance de los bolsillos y una buena cobertura de nuestra zona posterior.