Hace unos dias, dedicábamos un articulo a las cualidades que las mujeres,  son capaces de aportar a la dirección de un equipo de trabajo o de una empresa. Pensamos que es importante conocer las capacidades que los hombres tenemos y la mejor forma de sacarles mucho mas partido.

Es habitual encontrar en la impronta masculina, un marcada tendencia a ser un hombre eficaz y enérgico. Te dejamos los puntos que consideramos mas vitales, sobre todo, si tienes que trabajar con equipos. La sinergía que un equipo, bien dirigido, es capaz de crear, indiscutiblemente multiplica sus resultados.

La seguridad y el trabajo duro orientado hacia los resultados, son cualidades muy masculinas que funcionan muy bien en el lugar de trabajo, pero para poder trabajar con otros, es importante no ser ni muy agresivo,  ni muy timorato. La buena educación, siempre tendrá un lugar preferente.

Toma decisiones, la indecisión es para los perdedores. Toma  tiempo para pensar, pero sin paralizarte por considerar que aún no tienes la información suficiente. Esta actitud puede hacerte perder oportunidades. La acción es energía y la fortuna favorece a los audaces.

Acepta la responsabilidad, por tus éxitos… y tus fracasos, si haces tu trabajo con dedicación mostrarás a los otros que sabes hacerte cargo de tus propios errores en lugar de presentar excusas.

Habla positivamente de tu equipo y defiéndelo si resulta necesario, amable pero firmemente. Serás respetado por tu lealtad. Nadie sigue a traidores, cotillas y pelotas.

Opina cuando te lo pidan, si estás bien informado y puedes sostener tus conclusiones. A veces te ocasionará algún desacuerdo con tus superiores, pero si lo haces con tacto y de forma productiva, te resultará mejor que la obsecuencia temerosa.

No transmitas rumores, pueden causarte toda clase de problemas. Los rumores son destructivos y poco profesionales, el hombre astuto observa y analiza.

Crea elegancia en tu entorno de trabajo, un hombre capaz de crear elegancia en su equipo, está aportando un Plus único a su empresa. Huye de lo vulgar, lo soez y la mediocridad, no hacerlo es lo mas fácil del mundo, crearlo tiene un valor incalculable para los resultados finales.