Este año en la elegancia más informal de la sastrería se puede elegir entre la silueta «sleek», bien entallada al cuerpo, o la de corte holgado o «sack suit».

El corte de estilo más holgado incluye detalles «vintage», como los hombros que caen un poco hacia abajo y tiene una cintura algo más entallada que el corte original, aunque no tanto como el corte al cuerpo, vigente actualmente.

Los colores van desde los naturales, pasando por los metalizados con mezclas de materiales naturales y sintéticos, así como el clásico color negro.

Para los más osados, los diseños con rayas de diferente grosor, que van desde las más finas a las más gruesas, así como las más llamativas o las más anchas de Ermenegildo Zegna, e incluso combinaciones con rayas horizontales y otros tipos de estampados.

Para una imagen más casual una opción ideal y que no falla es utilizar la americana de un color y el pantalón en otro tono en contraste.