Lenguaje No Verbal

Expresión gestual e Imagen

por | may 29, 2017 | Business, Comunicación, Entrevistas y Medios de Comunicación, Imagen Personal, Marca personal | 0 Comentarios

” – ¿Más conjeturas señor Bond? Por el corte de su traje, fue a Oxford o algo parecido y, de hecho, cree que los humanos visten así, pero usted lo lleva con gran desdén. Diría que no viene de una familia adinerada y que sus compañeros no dejaron de recordárselo. Osea que fue a la universidad gracias a la caridad de un tercero. De ahí ese resentimiento” 

Desde el momento en que abandonas tu casa cada mañana, estás siendo constantemente sometido a juicios de valor que directa o indirectamente tienen connotaciones hacia tu persona. Pero, ¿Debería influirnos lo que piensa el resto sobre nosotros?  Rotundamente, no. Ahora bien, no debes confundir el “No me importa lo que piensen” con “Me da igual lo que transmito”.

La diferencia está en cómo jugamos nuestras cartas. Es posible que la gente elabore conjeturas hacía nosotros sin conocernos. El problema está en que las confirmen al conocernos, siendo éstas premisas negativas. Permitiéndome la analogía con el Póker debemos jugar siempre “con el de enfrente”, en este caso, con nuestro o nuestros interlocutores. Aquí de lo que se trata es que nuestro oyente o colocutor, nunca pueda llegar a pensar que estamos yendo de “farol”.

LENGUAJE NO VERBAL

Se trata de ese conjunto de conductas, menos codificadas, que aportan una descripción muy fidedigna de nosotros mismos. A través de ellos, se destapa nuestra personalidad, temperamento, emociones e intenciones. Podría decirse, que conforman la base sustancial que hará que te vean como un profesional de ideas claras y racionales.

En gran parte de las veces, y estarás de acuerdo conmigo, no estamos siendo totalmente conscientes de la importancia que tienen nuestros gesto, ademanes o imagen personal, en relación con el mensaje que estamos trasmitiendo. Precisamente porque en muchas ocasiones los gestos no se trabajan de modo consecuente, debemos trabajarlos para que se conviertan en ademanes expresivos y acordes con nuestro mensaje.

¿En qué conductas se manifiesta?

  • Gestos o Ademanes. Durante una exposición oral o una simple conversación con clientes u otros profesionales, los gestos deben acompañar siempre a tú mensaje y a esas características suprasegmentales del mismo. Es decir, si tu actitud es la de mostrarte atento, por ejemplo, no debes estar mirando hacia otro lado y con las manos en los bolsillos… Eso denota desinterés. En futuras publicaciones, trataré de mostrarte con mayor detenimiento y ejemplificación que tipos de gestos deben utilizarse y que repercusión pueden tener en tu expresión.

  • Postura. Los Logopedas en general, estamos muy concienciados frente al concepto de verticalidad, ya que de él dependen muchos aspectos musculares y de la respiración que repercuten a la hora de fonar. Sin embargo, tu postura, independientemente de que te encuentres sentado o de pie deberá ser siempre firme, sin evidenciar tensión o rigidez. No es la primera vez que vemos a un ponente pasearse por la tarima con los hombros caídos, cabizbajo y las manos en los bolsillos. Parecería que su propia exposición le está resultando tediosa y poco llamativa. De igual modo, reclinarte sobre tu silla en el despacho, estar girado hacia un lado y dejar los brazos caídos en el aire, generan una imagen poco profesional delante de tus interlocutores. Una postura correcta conlleva un ángulo de 90º con tu silla, disposición al frente, pies tocando el suelo y antebrazos y manos sobre la mesa.

  • Expresión facial. Ni que decir de la expresión facial… La mímica facial lo es todo. Por experiencia propia, trabajo en ocasiones con pacientes que, por lesiones cerebrales o enfermedades neurodegenerativas, han perdido o están perdiendo su capacidad de gesticular a nivel facial. Es entonces cuando uno se da cuenta del gran vacío expresivo que esto genera en nuestra comunicación. A veces la tensión, el estrés e incluso el miedo, nos paralizan y da la sensación que nuestros músculos estuvieran congelados. Por suerte, podemos trabajarlo de forma muy sencilla. Ponte frente a un espejo y realiza praxias mientras elaboras tu discurso, se trata de practicar las habilidades carismáticas y proporcionarte autofeedback y seguridad.

  • Apariencia. Por suerte para nosotros, la imagen personal, es un punto que está perfectamente cubierto con las recomendaciones y consejos de mis compañeros y compañeras del equipo 2.0. Me remito al ejemplo con el que he comenzado en este post, en el cual, agente secreto ficticio 007 era juzgado por su vestimenta y sus ademanes. El modo en el que vistes aporta una información muy valiosa para la persona que se acerca a tratar contigo. Si eres más o menos formal, más o menos clásico/a, risueño/a, accesible, medido, alocado, etc. A priori, pueden parecer datos sin importancia, pero si de ganarte la confianza de esa persona depende tu salto profesional, todas estas reseñas te permitirán ajustarte a sus gustos y forma de ser. En definitiva, comportarte tal y como esa persona espera que hagas.

Así que, mucha suerte esta semana y que no te cojan de ¡farol!