Los tejidos inteligentes, ahora también incluyen una veta artística a través del denominado «Sonic Fabric», un tejido hecho con un 50 por ciento de cinta de casete reciclada y 50 por ciento de algodón,  que permite escuchar las grabaciones pasando el cabezal de un radiocasete por su superficie.

Para su presentación en Galicia, la artista neoyorkina Alyce Santoro ha confeccionado una tela con los archivos sonoros digitales de más de 60 bandas y músicos gallegos, como Berrogüetto, Nadadora, Niño y Pistola. Los diseñadores jóvenes Adrián Rivas, Antonio Santos y David del Río han sido los encargados de darle forma y elegancia al traje, con la tela sonora.

Alyce Santoro dirigirá en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela, un taller en el que mostrará como realiza sus «paisajes sonoros» con grabaciones realizadas en el complejo del Gaiás.

También organizará expediciones sonoras en las que los participantes, equipados con grabadoras digitales o teléfonos móviles, recorrerán las instalaciones de la Cidade da Cultura grabando sonidos.

La presentación del «traje sonoro gallego» ha sido en la Biblioteca de Galicia, integrando una intervención multidisciplinaria de música, diseño y moda, complementados con paisajistas sonoros como Juan Gil, artistas de vídeo como Horacio González, y la danza de Ángela Blanco.

Santoro cultiva el denominado Land Art y el «sonido del mundo», conceptos vinculados a filosofías orientales. Fue en Tíbet donde nació la idea que la convierte, según Díaz, «en una de las creadoras más interesantes de la llamada moda de tejidos inteligentes».

Con su tejido Sonic Fabric ha diseñado una línea de ropa y complementos con vestidos, corbatas, sombreros y bufandas.