Tu marca personal realmente ¿marca?

por | abr 10, 2017 | Comunicación, Marca personal, personal branding | 4 Comentarios

“No te empeñes en ser conocido, sino en alguien que merezca la pena conocer”. Patch Adams

Excelente película de Robin Williams y una frase que tiene mucho que ver con la marca personal.

El título del post parece un juego de palabras, ¿marca personal?, ¿marcar?, ¿a vueltas otra vez con la marca? ¿a qué nos queremos referir?.

Entre las definiciones que podemos encontrar de la palabra marcar destacaría: dejar algo una señal en algo o alguien, destacar o poner de relieve algo, señalar con signos distintivos, marcar a alguien el camino que ha de seguir.

Como vemos, todas las definiciones abordan desde diferentes enfoques el concepto de marca. Si nos detenemos a analizar, el objetivo de una marca personal realmente es marcar. Por lo que la primera definición sería la base de nuestro concepto y el resto son distintas formas de aplicarla

Si existe la marca personal es porque existen personas que dejan su impresión, su recuerdo y memorias en su entorno. Este es un tema de plena actualidad, sin embargo no es una novedad. Si nos remontamos a la historia, la actual marca personal podemos verla ya sea por el renombre en el ejercicio de una profesión determinada, ya sea por la reputación obtenida mediante el llamado “ boca a boca” o en determinados casos con la “fama” que pueda haber logrado alguien con el paso del tiempo.

Cuando hacemos algo o actuamos, hemos de pensar que estamos dejando una huella en los demás y en nosotros mismos. Es muy importante tener en cuenta que, a la hora de transmitir algo, lo que hayamos hecho hablará por nosotros, lo que nos caracteriza son nuestras acciones.

Marca Personal es un TODO que incluye cómo te perciben como persona y como profesional, lo que hacemos y comunicamos y el valor que los demás están totalmente seguros que aportamos. Nuestra marca ha de hablar de nuestra “esencia inconfundible” .

Si no existe coherencia entre todos estos aspectos, la marca se va a resentir, sufre. Contar con una buena marca personal no significa engreírse ni crecerse, no significa aportar ni vender una perfección imposible. En definitiva significa confianza, credibilidad, es humana, no es aparentar algo que no somos.

Por ello, quiero insistir en que nuestra marca personal debe destacar de forma prioritaria, la condición de personas: seres cercanos, normales, imperfectos, no infalibles; competentes, siempre bien preparados y actualizados para el ejercicio de nuestra profesión, que nuestras acciones hablen por nosotros.

Hay mucho trabajo a desarrollar para que una marca personal realmente, destaque, hable de ti, de tu “esencia inconfundible”.

En un entorno altamente competitivo, cambiante,  donde muchos profesionales trabajan en temas similares y con objetivos parecidos a los tuyos, no es una tarea fácil hacerte ver, que te identifiquen como esa “esencia inconfundible” que transmites en los ámbitos en los que te relacionas. El abordaje no puede ser negativo, al contrario, hemos de ser realistas y tener en cuenta que la construcción de una marca personal es una carrera de fondo, no queramos ver resultados a corto plazo.

Me gustaría compartir en el blog de Elegancia 2.0 algunas claves que pueden ayudarte a reflexionar si estás en el camino correcto para potenciar tu marca personal:

  • No dejes de estar en modo aprendizaje. Estudia, prepárate y practica, no dejes de actualizarte profesionalmente. No caigas en la complacencia y en la pereza. Estar actualizado te proporcionará una ventaja profesional. La profesionalidad en un área XXXX requiere aprendizaje permanente
  • Proyecta confianza. La base de las relaciones humanas es la confianza, de manera que tus acciones han de mostrar que eres sincero y dices lo que haces. Eres confiable y así actúas. La falta de ética y el engaño son una falta de respeto hacia los demás y tu reputación se puede ver seriamente dañada
  • Cuida tu forma de trabajar. Un factor crítico de tu marca personal es tu forma de trabajar y no lo tomes a la ligera, dice muchísimo de ti. Que al verte en acción, al ver tu calidad, te recuerden porque “sólo tú lo haces así”. La falta de constancia, de perseverancia impacta negativamente en tu reputación profesional
  • Esfuérzate en tu comunicación. Recuerda que no existe una doble marca, la digital y la off line. Por favor, emplea la coherencia en los ámbitos en los que te desenvuelves. No seas en Internet  un personaje, algo que no eres en la vida real
  • No seas un engreído. Marca personal no es el número de seguidores, no es SEO, posicionamiento, visibilidad. Eso es ego, y el ego no aporta nada ni ayuda a los demás. Sólo por estar en la red, no haces marca, ni mejoras la que tienes. Míralo desde otro punto de vista, la manera en que utilicemos la red y sus posibilidades sí puede llegar a ser parte de nuestra marca personal, o mejorarla
  • Déjate aconsejar y retroaliméntate. Encuentra buenos referentes de los que aprender, personas reales con resultados reales que te puedan ofrecer consejos para tu reconocimiento
  • Ofrece una imagen personal cuidada. Tu aspecto físico refuerza enormemente la aceptación social y la confianza. Hay que pensar y tener pegado en la mente que siempre hay que causar una buena impresión
  • Relaciónate con autenticidad, tal y como eres. La naturaleza de la marca personal es social ya que potenciamos lo mejor de nosotros mismos para ofrecérselo a los demás. Un profesional con Marca Personal se preocupa por los demás, tiene valores y actitudes positivas contagiosas. La falta de interés hacia los demás origina una red de confianza pobre. No lo permitas.

¿Se te ocurren otras opciones para que tu marca marque? ¿Qué propones al respecto? Me gustaría conocer tu opinión

 

Si has llegado hasta aquí ¡Gracias por leerme!