Si hablamos de estilo y elegancia, el pelo no es sólo lo más importante en tu cabeza sino también en tu mente, sobre todo cuando comienza a desaparecer.

Si quieres puedes inspeccionar tu cabeza en el espejo y contabilizar cuántos cabellos encuentras en la almohada cada día para aumentar tu desesperación y seguir avanzando por los 5 pasos tradicionales, mientras la calvicie avanza.

  1. Negación: “El espejo me engaña, ese no soy yo”
  2. Enojo: ¿Por qué me pasa esto a mí?
  3. Negociación: “Por favor, Dios, déjame conservar mi bonito cabello. Te prometo no engañar más a mi novia”
  4. Depresión: “La vida que conocía ha terminado. Las mujeres no me aceptarán más”
  5. Aceptación: “Podría ser peor. Todavía tengo mis dos brazos, mis dos piernas y mis atributos masculinos”

Al principio te sentirás desnudo, te tomará algún tiempo acostumbrarte a ese nuevo hombre que te mira desde el espejo y evitarás lucir una falsa cabellera que cambie tu personalidad. Puedes inclininarte por la nueva tendencia de la cabeza afeitada, que te hará ver más masculino y hasta puede ayudarte a quitarte unos años de encima.

Una cabeza limpia te dará una digna imagen y recuerda proteger tu cuero cabelludo con una pantalla solar, ya que esa piel nunca había sido expuesta a las agresiones del sol y a la intemperie, y es muy sensible. El protector solar puede incluir un hidratante para prevenir la deshidratación.

Si estás en una primera fase, en donde empiezan a asomar pequeñas calvas, es hora de que te pongas en manos de profesionales que te ayuden y ofrezcan el tratamiento adecuado, para tratar de prevenir y retrasar la calvicie.