Tenemos la pésima costumbre de anticiparnos   mentalmente  a determinadas acciones o hechos, basándonos en meras  impresiones  personales. Si tienes algo importante que pedir o algo interesante que ofrecer, hazlo sin mas. El NO lo tienes asegurado,  si no eres capaz de dar el paso.

Lo que percibimos  y damos como verdad absoluta sobre una persona o empresa,  en la mayor parte de las ocasiones no es real o suele no tener fundamento alguno. Nuestra mente genera determinas expectativas e imágenes fruto de experiencias pasadas, sentimientos de inferioridad o posiblemente  meras corazonadas.

Foto: www.investopedia.com

Foto: www.investopedia.com

Lo que crees que es, puede que no sea y  además pensando de esta forma errónea es muy posible que  estés perdiendo una gran oportunidad y por descontado, estás haciendo que la otra persona o empresa no pueda aprovechar esa buena opción que tienes en tus manos.

Pedir es elegante, confirma que estás seguro de lo que  pretendes ofrecer. Ofrecer es rentable, puedes lograr un objetivo o al menos estar mas cerca de el.

Esta situación de cobardía  que suele atacarnos en determinadas ocasiones,  no es mas que  “Miedo al Rechazo”,  a los humanos no nos gusta sentirnos rechazados.

Foto: www.bestofneworleans.com

Foto: www.bestofneworleans.com

Pongamos un ejemplo práctico, que puedes Trasladar tanto  a los negocios, como  al terreno sentimental.  Tienes algo que consideras interesante para un empresario o ejecutivo, puede haber una chica que te gusta especialmente y quieres tener posibilidades con ella, generas en ti la imagen mental de que esa persona o empresa por su situación, estatus o nivel socioeconómico, no va a considerar tu propuesta.  En el  instante en que generas en tu mente toda una lista de excusas, miedos y rechazo, caes finalmente en la convicción que no merece la pena ni intentarlo. Te has garantizado el NO directamente, cuando posiblemente esa persona, empresa o institución valoraría positivamente tu opción  o al menos una parte de ella.

No permitas que tus impresiones, sentimientos y valoraciones personales te roben una gran oportunidad, pide y hazlo  de una forma elegante hasta  recibir una respuesta, será positiva o quizás negativa, pero será una respuesta real  y no te habrás quedado estancado en  meras impresiones.

Aprende más sobre estos temas:

 

La Elegancia en la Palabra.

Algunos Trucos Para Conquistar A La Gente

Consecuencias De La Falta De Elegancia en Redes Sociales

El Talento Se Tiene O Se Adquiere, Esa Es La Cuestión

Eres El Artesano De Tu Éxito

Celebra Tus Éxitos Cada Día