La ONG, Declaración de Berna, que otorga el premio anual «Ojo Público» a las empresas más irresponsables en cuestiones medioambientales, ha lanzado la «Campaña Ropa Limpia» con motivo del Día Mundial de la Salud.

La campaña está dirigida a las empresas del sector textil que producen esos vaqueros de aspecto desgastado con la técnica del «arenado» que es muy perjudicial para los trabajadores.

El problema es que causa silicosis, una enfermedad en los pulmones irremediable y a menudo mortal, con una velocidad nunca observada en otros sectores de producción.

Cerca de veinte marcas ya se han decidido a prohibir ese método en la producción de sus artículos, entre ellas: Benetton, C&A, H&M, Levi’s, Mango. Gucci,  además se ha comprometido a la vigilancia, junto con los sindicatos de los países de origen de los trabajadores.

En cambio, otras marcas de prestigio como: Armani, Dolce&Gabbana, Roberto Cavalli y Versace, aún no han tomado cartas en el asunto para solucionar los daños que ocasionan estos sistemas de producción.

Los primeros casos de silicosis mortal fueron registrados en Turquía: dos jóvenes que murieron con 18 y 19 años y arenaban pantalones desde los 13 años. En este país ya se han reconocido 46 fallecimientos y más de 1.200 enfermos.

Christa Luginbuhl, coordinadora de la «Campaña Ropa Limpia», señaló: «Las empresas del sector deben renunciar definitivamente al arenado de los vaqueros y asumir sus responsabilidades para con los numerosos obreros que ya están enfermos».