El poder de la Sonrisa

por | may 6, 2017 | Comunicación, personal branding, protocolo | 4 Comentarios

Soy una firme defensora de la Sonrisa, así con mayúsculas. Con una simple ¿simple? sonrisa podemos acercarnos a los demás, eliminar reticencias, conseguir adeptos, crear simpatía al instante, establecer relaciones de sincero afecto con desconocidos,… Pocas veces conocemos el enorme poder que tiene el hecho de sonreír.

Los bebés sonríen muchas veces a lo largo del día. Con los años vamos siendo más parcos en este modo de expresión ¿nos volvemos más tristes? Yo creo que solo más conscientes de nuestro lenguaje corporal, aunque nunca sabemos del todo lo que comunicamos con nuestros gestos, que es mucho.

Tanto hablar de Marca Personal y a menudo se nos olvida algo tan sencillo como que el primer contacto que establecemos con alguien desconocido puede ser radicalmente distinto si sonreímos o  no.

El Poder de la Sonrisa

Lo asombroso es que la sonrisa cambia no solo el estado de ánimo de los que nos rodean sino también el nuestro. Los psicólogos insisten en que si sonreímos (aunque no tengamos motivo para hacerlo) estamos dando una inyección de buen ánimo a nuestro organismo. Después de 30 segundos de practicar una sonrisa nuestro cuerpo se relaja y alegra. Empezamos a liberar endorfinas y eso tiene un efecto comprobable. La gente que sonríe tiende a enfermar menos y vivir más años.

En el caso de los demás, todos hemos vivido lo diferente que es verse atendido por un funcionario, camarero, dependiente de un comercio, que nos recibe con una sonrisa y está dispuesto a escucharnos y a hacernos la vida más fácil. Suele ser contagiosa, si alguien te ofrece su sonrisa es difícil que le contestes con el ceño fruncido o al revés. Sonríe y te sonreirán, y con ese gesto las cosas serán más sencillas y agradables.

Pero ¡cuidado! No se trata de sonreír sin más, nuestra sonrisa dice mucho de nuestro estado de ánimo y de quienes somos y no hay que hacerlo de modo ficticio. Belén Egea, una estupenda especialista en protocolo y educación comentaba en uno de sus artículos que “La verdadera sonrisa es abierta, con los ojos brillantes, transmite energía y es simétrica. Las sonrisas asimétricas son normalmente fingidas o al menos están forzadas socialmente. Eso ocurre  porque el hemisferio cerebral derecho controla las emociones y las expresiones faciales. Eso implica que la parte izquierda de la cara sonríe con mayor facilidad que la derecha. Debemos recordar que la parte izquierda está controlada por el hemisferio derecho del cerebro y viceversa. Las sonrisas de mentira son asimétricas porque la parte izquierda suele tener más facilidad para generar una sonrisa falsa que la derecha”.

El poder de la Sonrisa

Por eso es tan reconfortante encontrar a alguien que sonríe con los ojos a la vez que con la boca. Además requiere menos esfuerzo de la musculatura de la cara que poner cara de enfado. Juan Sebastián Celis, un coach colombiano dedicado al Desarrollo Personal insiste en que “Realmente utilizas menos músculos mientras sonríes, que mientras frunces el ceño o haces una cara enojada. Y si adoptas el hábito de sonreír constantemente, con el tiempo será mucho más fácil llevar a cabo esta acción que cualquier otra porque estarás ejercitando todo el tiempo los músculos de la sonrisa”.

¿Necesitas otra razón más para seguir practicando este hábito “milagroso”? El mejor complemento para tu Marca Personal, junto con el contacto visual,  que puedes utilizar las veces que quieras ¡es Gratis!

Y si además de una bonita y sincera sonrisa utilizas los pilares básicos del Protocolo triunfarás donde vayas. Te dejo un ebook que puedes descargar gratis pinchando abajo

 “Los  5 errores más frecuentes en Protocolo

De modo que ya no tienes excusas, Sonríe.