Creer que el arte de la seducción,  debe estar basado solo en la estética, es el primer error al que muchos hombres, someten  a este principio.

Para comenzar a crear una actitud seductora,  es fundamental cambiar nuestra perspectiva de este concepto.  Por lo tanto se hace necesario comprender que nuestra vida,  es proceso de seducción continuo hacia los demás.

Hijos, pareja, jefes, compañeros de trabajo, clientes y hasta el mismísimo director de nuestro banco, son personas con las que  constantemente interactuamos y que de una forma inconsciente  tratamos de seducir. Lograr el mayor grado  de eficacia y felicidad posible en sus propias vidas, nos afectará directamente a  nosotros.

Pero olvidamos que la  primera persona de tu lista de seducción eres tu mismo. Si no eres capaz de seducirte a ti mismo, es casi imposible que puedas  hacerlo de una forma sincera con los demás. Tu eres la primera persona, que tienes que aprender a seducir y conquistar,  eres el primero que tiene que caer rendido ante tus encantos, primero tu.

Ahora mas que nunca, es necesario desarrollar al máximo nuestra capacidad de seducción y aplicarla a todo nuestro entorno, tanto  familiar, como profesional.

Queremos que pongas la seducción a trabajar para ti, que experimentes los resultados y que comprendas que determinados mecanismos, producen reacciones en los demás, con resultados increíbles.

Analizando desde el punto de vista de la  Semiologia o Semiótica, determinados símbolos y las reacciones que producen, asimilaras de una forma mas científica, que el proceso de seducción, no es un objetivo final, es una forma de vida, una manera de acometer retos y objetivos concretos.

En próximos post, te propondremos técnicas y sugerencias para que te conviertas en todo un seductor.

Aprende más sobre estos temas:

Cómo Seducir A Tu Jefe

Algunos Trucos Para Conquistar A La Gente

Consecuencias De La Falta De Elegancia en Redes Sociales

Tarde De Seducción, Jornada Vivencial

Magia Y Seducción En El Perfume