Siempre te hemos recordado que el traje es una herramienta importante para  la imagen del hombre. Esta herramienta  bien usada, puede ayudar a conseguir un mejor posicionamiento en el puesto de trabajo, en el desarrollo de la carrera profesional o sencillamente hacerte triunfar, en un acontecimiento importante.

Pero, ¿ qué beneficios reales aporta, un traje o americana sport?

El traje se ha convertido en un básico en el armario masculino,  porque  lejos de lo que se piensa, no es una prenda estática. A lo largo de los años, vemos como se adapta a tendencias de la moda, a nuevos gadgets y a la comodidad del hombre.

Después de más de un siglo de evolución, el traje contemporáneo sigue siendo la prenda masculina que mayor cantidad de elementos positivos aporta  a  la  silueta masculina, ese motivo lo ha hecho perdurar a través de los tiempos.

En el mundo de los negocios y la empresa, saber llevarlo de una forma correcta, te eleva un nivel más. Por si solo es capaz de transmitir muchos argumentos sobre ti, de otra forma tendrías que hacer un doble esfuerzo en mostrarlo.

En el plano psicológico y motivacional, la mayor parte de los hombres cuando visten de traje se sienten perfectamente vestidos y elegantes, de una forma automática  interiormente están mucho más seguros y con más control sobre la situación. Tres cuartos de lo propio,  ocurre con la mujer que se arregla y prepara para conseguir unos determinados objetivos, un día concreto, vestir sus mejores galas, las llena de control sobre la situación. Es un arma poderosa.

Asistir a un evento especial, una ceremonia o una fiesta, mal vestido, genera interiormente una sensación de estar fuera de la partida, al margen de que  muchos lo  considerarán una falta de respeto hacia tus anfitriones.

Desde 2010, la americana como prenda individual, a conseguido de nuevo enamorar a los hombres. Menos rígida que los trajes, pero sin perder ni un ápice de las mismas características. Entre otras razones, sigues aportando ese valor especial a tu estilo,  incluso en momentos más informales.

Las posibilidades de combinación de una americana sport, se multiplican haciendo de tu armario un espacio mucho más versátil para cualquier momento del dia.

Haciendo un breve resumen:

  • La americana  tiene la característica fundamental de alargar, comprimir, aumentar o disminuir visualmente los contornos de tu figura, según lo que resulte necesario. Indistintamente de tu peso, altura o corpulencia.
  • El triangulo formado por las solapas conduce la mirada hacia la cabeza dando  forma al torso y los hombros, dejando un espacio para incorporar color y personalidad.
  • La disposición y cantidad de  botones también colabora en la corrección óptica, aumentando o disminuyendo tu corpulencia.
  • El largo de la chaqueta también es importante para la definición de la figura deseada. Los que como es mi caso particular, no tenemos demasiada altura, jugar con el largo de esta prenda, es una herramienta tremendamente útil para nosotros.

¿Has observado esa sensación, que hemos comentado?