Parejas de novias y novios, dedican una parte importante  del tiempo que emplean en  la  preparación de  su enlace, buscando detalles o regalos para sus invitados, que sean muy originales, útiles o quizás inolvidables.

 He pedido a una de mis grandes amigas personales,  especialista en sorprender a  invitados de bodas, que comparta con nosotros su visión en este asunto.

Detalles-Regalos de bodas Mari Carmen Navarro.jpg

 Realmente me encantaría que conocieras en persona a Mari Carmen Navarro. Al margen de su grandeza como ser humano, su capacidad para sorprenderme no tiene limites. Sus manos y la fuerza de su cariño, son capaces de imaginar y soñar detalles para bodas, inimaginables. Las palabras original, exclusivo o innovador se quedan pequeñas, ante la grandeza de esta dama.

 Es la primera vez, que comparte con nosotros sus opiniones, pero  no te preocupes, que la tendremos en muchisimas mas ocasiones.

Mari Carmen Navarro-Detalles Regalos de Boda.jpg

 Cuando pregunté Mari Carmen, que pensaba sobre los regalos o detalles de ceremonia, me respondió:

             El mundo de las bodas está repleto de tradiciones y rituales que cumplimos sin más,  aunque desconozcamos su origen. Me gustaría ir desvelando algunos de ellos de forma que te  puedan ayudar a preparar una estupenda ceremonia en la que todo tenga un por qué. Hoy nos vamos a centrar en los detalles que entregamos a los invitados.

             Esta tradición bien puede atribuirse a las bodas y grandes eventos de la realeza, sobre el siglo XIX. El que era invitado a uno de estos acontecimientos, se consideraba parte de la alta sociedad de la época, por eso las invitaciones de boda eran guardadas como oro en paño, casi a modo de colección, pues servían en muchos casos como cartas de presentación.

             Fue tal la importancia de estas tarjetas que comenzaron a ser falsificadas, por este motivo los anfitriones optaron por ofrecer a sus invitados unas placas conmemorativas del acontecimiento, ya que era mucho más difícil y costosas de falsificar.

             Este detalle es el que ha ido evolucionando hasta nuestros días. En esta evolución, los regalitos se han ido acompañando de otra tradición de civilizaciones muy antiguas donde se entregaban a los invitados 5 almendras dulces, el sabor agridulce de la vida misma y 5 porque cada una representaba un deseo para los novios: salud, felicidad, fertilidad, riqueza y longevidad.

             Sea cual sea el origen de esta costumbre, para mí su significado real debería de ser el de agradecer a nuestros invitados el habernos acompañado en un día tan importante para nosotros. Creo que en muchas ocasiones este sentido

está total mente perdido, pues estamos tan saturados de figuritas y abalorios procedentes de China que con facilidad caen olvidados en cualquier cajón. Son objetos sin alma, sin valor, un salir del paso para cumplir con lo establecido.

              Yo propongo un» hazlo tú mismo «. Se pueden hacer auténticas maravillas con muy poquito material, un poquito de imaginación y una dosis de paciencia. Cuando yo hago este tipo de regalos, la pregunta que todo el mundo me hace es » ¿ De donde sacas el tiempo ? » Y ahí está la clave del éxito, pues en un lenguaje no verbal, lo que estás diciendo es : » No lo tengo pero lo busco donde sea para regalártelo a ti. De esta forma el detalle en sí se ha convertido en el envoltorio del verdadero regalo: NUESTRO CARIÑO Y NUESTRO TIEMPO, y eso no tiene precio. 

Aprende más sobre este tema:

5 Claves Para El Éxito de una Boda, Dirigida por un Wedding Planner

Traje de Novio y Padrino 2013, Las Grandes Diferencias que Marcan El Estilo

Traje de Novio o Chaqué. ¿Que Selecciono Para Mi Boda?

El rito del matrimonio. Interrogatorio. Consentimiento. Entrega de anillos y arras.