Hay muchas razones históricas para que las mangas de las chaquetas de los trajes lleven botones. Una de ellas era permitir que un caballero se pudiera lavar las manos sin necesidad de quitarse la Americana,  facilitando el subirse las mangas.

De todos modos sea cual fuere el motivo de su inclusión en las mangas de esta prenda, constituyen una parte importante de la terminación de la chaqueta.

La presencia de cuatro botones es lo tradicional, aunque también es habitual encontrar tres y en extremos cinco o seis.

Como mera curiosidad deben estar ubicados a 1,25 centímetros del borde de la manga y con una separación entre ellos de 2,5 centimetros. Hace unos años era muy frecuente ver en trajes de vestir, los botones montados unos encima de otros, son aspectos curiosos creados por la imaginación, que aportan un refresco interesante a conceptos clasicos en estas prendas.

En los trajes a medida de mejor calidad (Bespoke)  e incluso en los calidad media ( ready to wear)  son funcionales, los ojales son reales e incluso estan abiertos, pudiendo abrochar y desabotonarlos en función del gusto personal, necesidad o simplemente como efecto estético,  se denominan «puños de cirujano»( surgeon’s cuffs),  se refiere a la necesidad de los cirujanos de arremangarse para trabajar.

Con cierta frecuencia  aparece la tentación de dejar uno sin abrochar para llamar la atención del detalle y la calidad del traje, pero eso es una cuestión de gusto personal.