Estamos en Mayo, mes con una carga tremenda de acontecimientos familiares y sociales.

Mes, que acumula el mayor ranking de desastres,  en la forma de vestir. Lo curioso de todo este tema, es que durante este mes, el gasto en trajes, corbatas y complementos se dispara de una forma exponencial, significando esto, que las familias invierten importantes cantidades de su presupuesto, precisamente en querer lucir de la mejor  forma posible en estos acontecimientos sociales.

Sé positivamente,  que  hacen un gran esfuerzo intentando estar lo mas elegantes posible.

Mi conclusión es  que la raíz del problema nace desde el desconocimiento o  la falta de asesoramiento profesional. Desde el mas profundo cariño, considero que el detalle que hoy abordo desde este blog, es muy importante, siendo un aspecto que no puede olvidarse jamás.

Los hilvanes en los trajes, se utilizan para inmovilizar determinadas zonas de las prendas. Sin mas.

En  sastrería, los utilizamos para dar forma, comprimir zonas, meter flojo donde es necesario, sujetar entretelas y zonas de refuerzo. Terminado el proceso de cosido, todos desaparecen.

Incluso en trajes de producción industrial, se hace normal el uso de los hilvanes, que inmovilizan hombros,ojales,  bolsillos, aberturas y determinadas zonas picudas, salientes o con bordes como es el caso de ingletes de  mangas, puntas en los bolsillos de carterilla y poco mas.

Por lo general suele usarse un hilo de algodón blanco, para matizar y señalar la zona hilvanada.

Una vez que la prenda tenemos que usarla, todos los hilvanes tienen que desaparecer inmediatamente, su función ha terminado.

La foto que acompaña este articulo, fué tomada desde mi dispositivo móvil, el dia 5 de Mayo de 2012, en la comunión de hijo. Este padre, posiblemente se gastó unos 500 € en el traje y durante la ceremonia, me mantuvo la mirada clavada en el detalle de la foto. En tono de broma, comento siempre, que me perdí la ceremonia de comunión de mi hijo pequeño, por un «hilván».

Consejo Personal:

Revisa tus prendas nuevas, elimina todos los hilvanes que encuentres. No cosen nada, no sujetan nada,  nada se descoserá, ni se caerá. Normalmente solo con tirar de ellos, es suficiente para desprenderlos de las prendas, en caso que muestren alguna resistencia, simplemente córtalos, sin miedo.

Has invertido un dinero importante en adquirir una gran prenda, para ese momento tan especial, no lo arruines dejando los hilvanes.

¿Tienes alguna duda, que consideres interesante responder, sobre los hilvanes?