Hoy revelaremos más secretos para vestir con elegancia, aunque el físico no muestre las medidas estándares y tenga un poco de sobrepeso.

La intención es parecer más altos para estilizar la figura y les presentaremos algunos consejos para lograrlo.

Lo más seguro es escoger un  traje de tres piezas con chaqueta de dos botones, sin aperturas en la espalda y utilizar chaleco, lo que le permitirá disimular la barriga.

Conviene que las chaquetas resulten un poco sueltas para que no formen arrugas, pero no demasiado, ya que si quedan muy holgadas producen el efecto contrario y dan mayor sensación de volumen.

Es mejor evitar las chaquetas cruzadas y las clásicas de tres botones.

Para aparentar un rostro menos redondo, lo mejor es que el cuello de la camisa tenga puntas alargadas, por ejemplo de cuello inglés, y a la hora de elegir la corbata se debe evitar que sea muy angosta o muy ancha.

Los colores lisos oscuros y las rayas verticales también colaboran considerablemente para disimular los kilos de más, dando sensación de menor volumen y alargando la figura.

Los pantalones anchos o rectos, colocados en la cintura, siempre con pinzas a la inglesa, servirán para estilizarnos al alargar las piernas y ocultar un poco el abdomen.

Se aconseja prescindir del cinturón y reemplazarlo por tirantes, de esta forma el pantalón siempre quedará en su lugar, ofreciendo una mayor comodidad al evitar la presión en la cintura.

Siguiendo estos simples consejos muchos grandes actores lograron lucir muy elegantes en las pantallas y representar unos cuantos kilos de menos.