Los críticos de moda masculina consideran que el Duque de Windsor incorporó la combinación de estampados, como toque de elegancia y una forma de innovar en el modo de vestir masculino. Esto se debió a que el uso de estampados, en diferentes formas y tamaños, por parte de la aristocracia inglesa, era frecuente en el vestuario informal que utilizaban en sus casas de campo o en actividades al aire libre. 

No siempre resulta fácil mezclar con acierto las rayas, los cuadros y otros diseños entre sí. La realidad es que algunas combinaciones no suelen ser muy armónicas, y sólo los muy osados, se atreven a este tipo de combinaciones en su vestuario, ya que la opinión más generalizada afirma que no se deben combinar prendas con rayas, cuadros o lunares.

Alan Flusser, analiza las mezclas de los estampados en su libro, “Dressing the Man”(Vistiendo al Hombre), que es interesante para todos aquellos que gusten de este tipo de combinaciones en su vestimenta. Algunas recomendaciones encontradas son:

  • Para utilizar un mismo dibujo en dos prendas de nuestro atuendo, por ejemplo en camisa y corbata, una de las opciones más seguras y sencillas es combinar el motivo pero en tamaños y escalas bien diferenciadas.
  • Se debe  buscar una escala similar entre estampados diferentes salvo cuando ambos estampados tengan diseños pequeños.
  • Una pauta que puede ser de gran ayuda cuando se mezclan varios estampados, es la que establece que cuando se combinan varios estampados siempre deberá haber uno más grande que el resto. Si además ese estampado de mayor tamaño se encuentra en la corbata, nuestras opciones de éxito aumentarán considerablemente.

Un secreto para acertar es escoger el mismo diseño pero en escalas que vayan de menor a mayor,  y de adentro hacia afuera.

Lo principal para combinar varios estampados es tener mucha personalidad, gran seguridad y fuerte autoestima.

Si te gustan los estampados y deseas empezar a usarlos en tu forma de vestir, puedes comenzar por mezclas sencillas en dos de tus prendas de vestir, para ir ganando confianza, elegancia y estilo, y luego pasar a combinaciones más atrevidas.