corbata_cielo5__81168_thumb

Hay días en donde no nos apetece vestir con traje y corbata o simplemente queremos ir más cómodos. Pues para eso días que llevas el traje pero no quieres usar la corbata, te voy a dar un consejo, que yo utilizo en muchas ocasiones.

A mi me gusta utilizar el traje aunque no siempre con corbata. Me encanta no usar corbata incluso en el trabajo, y esto lo hago en los días en el que las citas previstas o la situación, sé que no me van a requerir tanta formalidad. De vez en cuando quitarse la corbata en días concretos, ayuda a interiorizar que ese día no llevamos el pedal pisado a tope y psicológicamente nos relaja.

Yo para estos días, que utilizo traje sin corbata, tengo mi pequeño truco o lo que yo llamo “un as guardado en la manga”; porque nunca se sabe qué puede suceder y te puede surgir una reunión imprevista o una situación inesperada, como por ejemplo, que un cliente o alguien que te interese vengan a visitarte.

porta_corbatas__56300_thumbAnte una llamada importante, una reunión que llevas tiempo esperando para cerrar una operación en un momento vital o cualquier otra circunstancia que requiera una imagen seria y formal, lo ideal es llevar siempre en el coche o en el maletín, eso sí, perfectamente doblada, una corbata, de colores sobrios como un celeste, rojo suave, anaranjado o en tonos ocres y preferentemente lisa.

No te dejes sorprender y procura estar siempre preparado para llevar la imagen más adecuada. Con este pequeño “kit de emergencia de imagen” estarás siempre preparado para cualquier eventualidad. Te permitirá ir cómodo y estar listo para ir elegante en cualquier ocasión.