ZegnaEl mundo de la moda sigue en su proceso de innovación y desarrollo para encontrar tejidos que faciliten la vida de los hombres que quieren ir a la moda, perfectamente vestidos y muy elegantes.

Siguiendo estos criterios, la firma italiana Ermenegildo Zegna, que se ocupa de investigar, tanto en el aspecto tecnológico como en el estilístico, nuevos tejidos para lograr que conserven su tradicional elegancia actualizando sus características, ha desarrollado un nuevo tipo de acabado que permite eliminar las manchas sin alterar las prestaciones y la exclusiva suavidad de la lana.

Mediante la nanotecnología se les aplica a estos tejidos un nuevo tipo de acabado que les permite deshacerse de las manchas más comunes como café, vino tinto, ketchup, o miel. Se trata de un procedimiento con el que es posible imitar la naturaleza, reproduciendo en el tejido una superficie similar a la de la hoja de loto, sin alterar su aspecto o tacto, ya que las nanopartículas de silicio que recubren las fibras, son invisibles al ojo humano e imperceptibles al tacto. El resultado que se obtiene es una tela que no absorbe las manchas, sino que deja que éstas se deslicen o «floten» en la superficie, impidiendo que la suciedad penetre en profundidad, sin alterar la natural suavidad del hilado.

También ha desarrollado una membrana que se aplica en el interior del tejido, con principio termosensible, cuyos poros se expanden o contraen para adaptarse a los cambios de clima, proceso inspirado en el mecanismo natural de la piña.

Esta membrana tiene una elevada capacidad transpirable, lo que asegura una temperatura corporal óptima cuando hace mucho calor, o si se forma mucha humedad, la estructura de ésta se abre dejando salir el calor excesivo. Pero no quedan ahí las características de este revestimiento ya que cuando la temperatura baja se comprime, reteniendo el calor junto al cuerpo asegurando la máxima protección del frío.