Afortunadamente para la elegancia en esta temporada se vuelve a apostar por los trajes, con y sin corbata. Marcando tendencia están los negros, grises oscuros y medios y el marrón oscuro, chocolate y canela volverán con una fuerza que desde los 60 o 70 no se había visto.

También se impondrán las americanas, o sacos más cortos, muy ajustados en la cintura y fundamentalmente, con uno o máximo dos botones, y una o dos aberturas en la espalda.

Pantalones sin pinzas o pliegues y ceñidos también desde muslos a bajos, estilo denominado en Europa, «Pitillo».

Este año vuelven los gemelos o mancuernillas. Todo hombre que se precie de ser elegante en su vestir y que use traje a diario, tiene que comenzar a cambiar los arcaicos botones de sus mangas y comenzar a sustituirlos por gemelos. Actualmente, ya los tenemos de casi todos los estilos, formas y maneras: el metal en mate o mezclando brillo con mate, es lo que está causando sensación.

Por otro lado, las corbatas se estrechan en torno a los 7 cm y 8 cm. Los chicos más jóvenes en España vuelven a apostar por la corbata muy estrecha: 2.5 a 3 cm.