La Sierra de Gredos se destaca por ser uno de los lugares naturales más vistosos de España, en el que la desconexión y el confort están a la orden del día y se manifiestan de manera imperativa para quienes desean pasar vacaciones o fines de semana de una forma extraordinaria.

Conformada por diversos pueblos, la Sierra de Gredos está repleta de parajes que son un llamado a que te sientas como si estuvieses en un verdadero pedazo de cielo en su máximo esplendor: en ellos tendrás la posibilidad de olvidarte del tráfico, los ruidos y la velocidad que vives día tras día.

¿Qué conocer en la Sierra de Gredos?

 

La Sierra de Gredos ilumina la claridad que hay en el alma con sus paisajes únicos y emblemáticos, de manera que si deseas planificar un viaje en el cual puedas establecer una conexión con un espacio donde la naturaleza y un generoso clima te abran miradas hacia la paz, este destino es para ti.

Entre los diferentes pueblos que forman parte de la Sierra de Gredos, te invitamos a que conozcas Candeleda, un lugar de origen medieval, cuyas espectaculares construcciones arquitectónicas contrastan a la perfección con los milagros visuales que nos ofrece la naturaleza.

Si deseas conocer este maravilloso destino y pasar un fin de semana diferente, puedes hacerlo en alguno de los apartamentos rurales en Ávila, donde además de descansar, también disfrutarás de piscinas, arroyos naturales e imponentes vistas hacia árboles frutales, higueras y sitios como el Pico Moro Almanzor.

¿Qué lugares vale la pena visitar en Candeleda?

La Casa de las flores

 

Este es un sitio ideal para asistir en compañía de toda la familia. Especialmente si tienes niños, no puedes dejar de conocer y recorrer este lugar que guarda un magnífico tesoro para los más pequeños que es el Museo de los juguetes de Hojalata.

En este museos, los pequeños observarán aproximadamente unos 2000 objetos que se empleaban para jugar y se conservan en forma de reliquias que representan parte de las memorias más significativas de este pueblo.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

 

Para los amantes de las bellezas arquitectónicas, este es un lugar de visita obligatoria en Candeleda, en vista de que podrán apreciar una construcción del Siglo XV que posee un estilo gótico arcaico y rústico de esta época y se sigue conservando en su área más antigua.

Esta Iglesia que ha sido reconocida como un Bien de Interés Cultural se distingue por su vestíbulo que tiene la forma de una bóveda de cañón, así como el ábside de la capilla mayor, que además se caracteriza por ser una creación en forma semicircular en la cual arrancan seis nervios que llegan en forma de abanico hasta lo más alto.

Además, en esta iglesia también se podrá apreciar un vistoso espacio interior que cuenta con la Capilla del Baptisterio, la Pila Bautismal, el Altar Mayor y el Retablo Talaverano.

Castro del Raso

 

Este lugar es uno de mejores yacimientos celtíberos que existen en España. Allí tendrás la oportunidad de aprender y conocer un poco más acerca de la historia de Candeleda, en vista de que es el punto exacto donde los primeros pobladores de la zona que son conocidos como los vetones, se ubicaron en la Edad de Hierro.

Además, fue allí donde se encontraron algunos tesorillos de El Raso, los cuales actualmente son considerados como uno de los mejores hallazgos arquitectónicos de la zona y se pueden observar en el Museo del Ávila, que forma parte del Patrimonio Histórico de España y destaca por conservar los restos de una muralla y tener un fortín que protege la parte alta de este lugar.

 

Museo etnográfico de Candeleda

 

Este es otra de las opciones si eres de quienes gusta de visitar museos, debido a que en este sitio podrás conocer las historias y tradiciones de Candeleda que allí se resguardan como un grabado de la memoria.

Caracterizado por ser un museo con un especial enfoque didáctico, en estos recintos podrás disfrutar de exposiciones monográficas en torno a aspectos esencialmente etnográficos como la música, gastronomía, trajes, entre otros, que forman parte vital de la cultura de Candeleda.

Asimismo, observarás detalles inherentes a Candeleda que constituyen un verdadero recorrido por la historia de este pueblo, lo cual comprende desde la época en la que fue habitado por los primeros moradores del Castro de Raso, hasta cuando definitivamente se instauró como villa durante los tiempos de la Edad Media.

¿Qué actividades  pueden practicarse en Candeleda?

Realizar rutas  de luna llena

 

Las rutas de luna llena es un paseo ideal para quienes aman la noche y contemplar la naturaleza en su máxima expresión.

Tal como su nombre lo indica, esta actividad nocturna consiste en una ruta guiada en canoas antivuelco en las cuales con la asesoría de monitores y en compañía de la luna, se podrán recorrer las aguas plácidas y tranquilas del Embalse Rosarito.

Si decides vivir esta experiencia, no te preocupes por tu seguridad porque tendrás a tu alcance algunos implementos como botiquín, chalecos salvavidas, entre otros.

Hacer paseos por el pantano de Rosarito

 

En el pantano de Rosarito, que es una Zona Especial de Aves (ZEPA), también existe la posibilidad de hacer un recorrido de aproximadamente unas 3 horas en una canoa antivuelco.

En este lugar podrás disfrutar del paisaje mientras también observas algunos tipos de aves como la Garza Real, Espátulas, Milanos, Cigüeñas, Ánades, Garcetas, entre otras.

Es una alternativa ideal para disfrutar en familia, tomar fotos y probar los productos de la zona en un picnic que se realiza justamente a la mitad del recorrido de esta maravillosa travesía.

Pescar

 

En el Embalse de Rosarito, que se caracteriza por ser una represa en la que se alojan las aguas del río Tiétar, tendrás la oportunidad de relajarte y pasar agradables momentos de ocio mientras practicas la pesca.

Bañarse en piscinas naturales

Si viajas a Candelada en época de verano, esta es una de las mejores opciones para que disfrutes de una verdadera desconexión con la realidad que afrontas día a día, sumergiendo cada una de tus preocupaciones en las piscinas naturales que allí se encuentran.

Entre las más conocidas podemos mencionar el Charco de la Fidela, la piscina natural de los Riveros, las Charcas de Alardos, los Charcos del Río Arenal, los Charcos del Río Arbillas y los Charcos del Río Cantos, entre otros, en los cuales podrás disfrutar de hermosas cascadas, lugares de aparcamientos y parques recreativos cercanos.

Manejar Ebike

 

Si te gusta manejar bicicletas y no has tenido la oportunidad de probar las Ebike, mejor conocidas como bicicletas eléctricas, en Candeleda se ofrecen distintos servicios en los cuales estas se alquilan para que puedas manejar y pasar un rato diferente.

Jugar golf

 

En el pequeño campo de Golf de Candeleda, que dispone de 9 hoyos, tendrás la oportunidad de practicar el golf sin importar que no seas un verdadero profesional o experto en este deporte.

Además, quienes aman las caminatas, pueden recorrer este espacio y experimentarán una agradable sensación de bienestar al poder ver hermosos paisajes como el Pico Almanzor que se encuentra al fondo de este lugar.

Practicar senderismo

 

El senderismo es una de las prácticas más usuales de quienes deciden desconectarse de su rutina cotidiana y abrirles las puertas al verdadero goce de estar frente a maravillosos hallazgos de la naturaleza.

Candeleda es un lugar en cual podrás realizar senderismo a la perfección, gracias a que ofrece una variedad de rutas entre las cuales se pueden recomendar las siguientes:

  • El camino de la Peña de Chilla, que comprende un recorrido que va desde el Santuario a la Garganga, para culminar subiendo hasta la Peña.

 

  • La ruta por la Vereda del Puerto de Candeleda, que consiste en una caminata en la cual para llegar a la Vereda del Puerto se transitará por algunos lugares como la calle del Llenazo, que representa el punto de partida, pasando por el Refugio de Albarea, la Fuente de la Peseta, el Arroyo Castañarejo, la Majada del Nogal y la Garganta Blanca.

 

  • Ruta hacia la Puente del Puerto, que es un sitio de origen romano al que se puede llegar partiendo desde el Convento de las Hermanas Concepcionistas “Santa Beatriz de Silva” realizando una subida muy empinada donde hay que seguir unos rótulos en los cuales se va guiando a los caminantes para que lleguen al destino final de este sendero.

Si realmente quieres disfrutar un fin de semana con aire fresco y hermosas vistas naturales que nos arropan con su calidez y se posan en nuestras miradas, no dejes de conocer a Candelada y sus parajes que están llenos de un singular encanto.