Cuando te relacionas no basta con llevar el vestuario adecuado, también debes cuidar el lenguaje corporal y cómo tus gestos hablan por ti.

Hay personas que cuando se dirigen a otras no dejan de emitir señales de encontrarse nerviosas: No se están quietas, mueven constantemente los ojos, guardan las manos en los bolsillos o cruzan los brazos en el pecho, todo esto no deja de ser una señal de defensa o de inseguridad.

Como persona de éxito que desea trasladar una imagen excelente, debes transmitir seguridad, lo cual significará que estás tranquilo y seguro de lo que estás haciendo y diciendo. Cuando saludes o conozcas a alguien: ponte derecho, tiende tu mano y recuerda, sonreír te hará ganar en empatía.

Cuando hables con una persona procura mirarla y fijar tu vista en sus ojos y en su cara. De esta forma estarás comunicando tranquilidad y seguridad en ti mismo y lo más importante, con quien estés hablando sentirá que es importante para ti y que le estás escuchando.

Para entablar una conversación siempre es interesante mantenerte informado de temas de actualidad o profundizar en aquellas materias que se van a hablar en el foro en el que te desenvuelvas o en el que te relaciones. El saber conversar, conocer de lo que estás hablando o de dominar esa materia que se puede tratar, te permitirá sentirte más sosegado y tener más confianza.