VOZ PROFESIONAL

TIPS PARA EL CUIDADO DE LA VOZ

por | may 22, 2017 | Business, Comunicación, Entrevistas y Medios de Comunicación | 0 Comentarios

Hoy, antes de meternos en materia, te voy a pedir que te formules una pregunta: – ¿Cuántas horas al día utilizas tu voz (en casa, en la oficina, por teléfono…)? 

Responderla con exactitud es muy complejo, pero seguramente hayas llegado a la conclusión de que son muchísimas horas a lo largo del día. Y ahora, te haré otra pregunta:

– ¿Cuanto tiempo le dedicas a tu voz?

Es curioso lo descuidados que llegamos a ser con nuestra voz. Estoy seguro que te mantienes en forma acudiendo al gym con regularidad, mantienes tu aspecto impecable y te preocupas por vestir bien. Pero no debes de olvidar que la voz junto con tu imagen y tus conocimientos, es parte de tu “Carta de presentación”. Nuestra voz, tiene que ser capaz de proyectarse, de emitirse con claridad y de transmitir seguridad. Para que nos hagamos una idea de la concepción que genera a nivel profesional, te pondré un ejemplo:

“Lunes. 9 de la mañana y tienes una reunión muy importante con tus socios. Te has pasado todo el fin de semana preparando la presentación y repasándola en voz alta una y otra vez. Has bebido mucho café y has dormido muy pocas horas. Al llegar a tu reunión, empiezas hablar y te das cuenta que tu voz se siente ronca, no tiene fuerza y tienes la garganta muy irritada. Probablemente tus socios estarán pensando lo siguiente: !Menuda juerga se ha pegado este fin de semana…!”

La voz es uno de tus mayores indicadores de estado anímico. En ella se refleja el estado de ánimo, las emociones, el nerviosismo, el estrés, la tensión… Si a todo esto le sumamos el sobre esfuerzo vocal y un mal cuidado, estaremos expuestos a un mayor riesgo de padecer alguna patología vocal.

¿QUÉ DEBO HACER PARA CUIDAR MI VOZ?

La voz es un instrumento que depende de muchas variables, entre ellas, una correcta respiración, hidratación, calentamiento, intensidad, etc. Por eso, a continuación, te voy a dar algunos tips que te permitirán cuidar de ella para que siempre esté en óptimas condiciones y sea una voz con competencia profesional.

1. Calentamiento vocal. A nadie se le ocurre ir a correr un maratón sin haber entrenado y calentado previamente los músculos. Con tu voz ocurre exactamente igual. Las cuerdas vocales están conformadas entre otras, por músculo. Pero, ¿Cómo puedo calentar la voz? – ¡Fácil! Mientras preparas el desayuno, vas en el coche, te das una ducha… Puedes practicar lo siguiente:

  • Coge aire por la nariz y emite /rr/ (a modo de taladro) repetidas veces. No importa si nos patinan un poco al principio.
  • Estiramientos vocales. Lo podemos hacer por medio de glisandos. La idea es que variemos el tono subiendo y bajando. Puedes decir los días de la semana, empezando con un tono que vaya descendiendo a grave y continuar ascendiendo a los agudos sucesivamente. También puedes practicar imitando la sirena de policía.

2. Pautas de higiene vocal:

  • Hidratarse adecuadamente. Bebe mucha agua para mantener las cuerdas húmedas. Evita los excesos de alcohol, café y bebidas con cafeína, sobre todo antes de utilizar tu voz durante un largo periodo, puesto que deshidratan en gran medida.
  • Evita hablar en entornos demasiado ruidosos. Los ambientes con mucho ruido impiden que tengas autofeedback  auditivo y te hace incrementar es esfuerzo vocal para que tu voz sea mas audible.
  • Evita los mentolados. Los caramelos de menta se utilizan mucho porque dan sensación de frescor y claridad, pero mucho mas lejos de eso, resecan la mucosa vocal y la deshidrata.
  • Evita el susurro. Aunque pueda parecer que es un modo de preservar la voz, es todo lo contrario. Constriñes excesivamente las cuerdas vocales.
  • No carraspear. Cuando sientas la necesidad de aclarar la voz por mucosidad, evita carraspear. Tiende a ser un ataque traumático para las cuerdas vocales. Sería conveniente que en lugar de ello, bebas agua, tragues saliva o realices una tos sorda.
  • Evita hablar excesivamente. Evidentemente en profesionales de la voz, es complejo no hablar durante largos periodos. Pero puedes gestionar los periodos de descanso de entre 10-15 minutos varias veces durante la jornada.
  • Procura siempre, tomar aire antes de empezar a fonar y evita prolongar las emisiones utilizando el aire residual de los pulmones.
  • Habla en tu tono óptimo. Trata de encontrar un tono y una intensidad agradable y cómoda con la que sientas que no fuerzas la voz.
  • No fumar.  El tabaco es uno de los mayores factores irritativos de la la laringe. Además, personalmente te lo desaconsejo ya que puede desencader numerosas afecciones vocales como edemas, cáncer de laringe, etc.
  • Dormir de 7 a 8 horas. Como profesional de la voz, dormir adecuadamente, te permitirá evitar la fatiga vocal.
  • Evita las bebidas demasiado frías o excesivamente calientes. Irritan la faringe y te pueden crear inflamación.

Si pones en prácticas estos consejos, estoy seguro que mantendrás una voz saludable y en óptimas condiciones para tu labor profesional. Recuerda que si quieres conquistar y cautivar a tu audiencia “La voz es el espejo del alma”.

Antes de despedirme, quiero dejarte un remedio que puede aliviarte tras un largo y duro día de trabajo. Toma o realiza gárgaras de manzanilla amarga. Ésta, además de hidratar tiene unas propiedades anti-inflamatorias naturales que te ayudaran a calmar la fatiga vocal. Nunca olvides acudir a tu profesional de referencia (médico, otorrino, Logopeda) ante molestias, sensación de cuerpo extraño o disfonías prolongadas.

Nos leemos en breve, Comunica, Expresa, pero sobre todo, Siente.