Cualquier momento del año es bueno para regalarle algo a tu pareja o recordarle cuánto la quieres, aunque todo el mundo sabe que en este día todos los enamorados esperan que se acuerden de ellos.

La fiesta de San Valentín se celebra en muchos países, eso sí, con ciertas peculiaridades, aquí van algunos ejemplos:

  • En Nueva York, existe la costumbre de elegir a siete parejas que se casarán el 14 de febrero en el mirador del piso 80 del Empire State Building, para luego pasar a ser miembros del Club Nupcial del edificio y podrán entrar gratis todos los años.
  • En Estados Unidos y Canadá, los niños confeccionan e intercambian con sus amigos los «valentines», que son tarjetas de felicitación que colocan en una caja decorada para la ocasión, y al final del día, las distribuyen cada una a su respectivo destinatario. Generalmente, son elaborados por los niños en el colegio, utilizando papel rojo, papel tapiz y fotografías recortadas de las revistas.
    Los adolescentes aprovechan la ocasión para celebrar bailes y fiestas de San Valentín. Preparan canastas de dulces o caramelos, regalos y tarjetitas de mesa decoradas con corazones y cupidos.

En muchos otros países, como en España, las personas envían o entregan flores, dulces, perfumes u otros regalos a sus enamorados. Las cajas de bombones suelen tener forma de corazón y en los motivos para el envolver los regalos predomina el papel o las cintas rojas.

No dejes pasar la oportunidad de hacer llegar tu mensaje de amor y quedar bien con tu pareja,  aprovechando el clima sentimental tan tradicional de esta fecha.