Durante la Semana de la Moda de París hemos visto un París lleno de Glamour, con ganas de exponer ante el mundo su estilo, su elegancia y su saber hacer a través de las prendas que desfilan por todas las pasarelas.

Yves Saint Laurent es de las firmas pioneras de la alta costura y sus colecciones siguen demostrando por qué esta maison es lo que es aún, a cargo de Stefano Pilati.

Una colección muy completa, con estilo y una gran variedad de propuestas con cortes y siluetas renovadas y ajustadas a la silueta, materiales actualizados, prendas fáciles de combinar para toda clase de eventos.

El cuero es el material estrella de toda la colección, como componente único o introduciendo un contraste de texturas. El cuero aparece en abrigos, de cortes amplios o entallados, tres cuartos, con botonadura simple y también cruzada. En trajes, chaquetas y chalecos, en las solapas y hombreras, pantalones muy ajustados, guantes y gorros dando a las prendas en algunos casos un estilo militar con apliques metálicos en botones, bolsillos, cremalleras y complementos de moda.

La paleta de colores tiene como base a los negros y azules marinos, con la presencia de los grises ceniza y los blancos.

Presentan una silueta moderna y futurista, elegante, moderna y sencilla que no necesita caer en concesiones para encontrar adeptos.